MI TAZA DE CAFÉ

Descripción de la publicación.

Mercedes Arruiz

12/6/20231 min read

Hoy me tomé un café y me pregunté: ¿qué es lo que más necesito este domingo?

Algo que me encanta, es disfrutar del aroma y sabor de un buen café negro, amargo, de filtro… Conectarme con todas las sensaciones que su aroma me hace sentir y ni hablar el festín que se genera cuando lo tomo. Si, soy amante del café y todo lo que la cultura detrás de él trae.

El café lo relaciono con muchas cosas como conectar personas, reuniones, hacer una pausa, recargar energías, disfrutar… Y hoy fui consciente de una relación más del café: el desconectarme de todo para conectarme conmigo misma.

Disfruto tanto de una taza de café que si cierro los ojos mientras lo tomo percibo sensaciones hermosas, y eso me ayuda a relajarme, a desprenderme del trabajo, los proyectos, las situaciones en general de la vida, y me lleva a conectarme conmigo. Y eso, es lo que necesitaba este domingo, la conexión conmigo misma, un tiempo a solas conmigo, dejar de pensar en todo y simplemente sentir.

A veces me olvido de desconectarme de todo para dedicarle el tiempo a otras cosas mas importantes, como a mi misma.

Asique agradezco esa taza de café que tomé hoy, que me hizo cerrar los ojos por un momento para recordar que no tengo que dejar de pasar tiempo conmigo misma, de disfrutar un momento conmigo, de escucharme, de reflexionar… Agradezco poder verlo y ser consciente que depende solamente de mi frenar y hacer un mejor uso del tiempo.

Tengo la intención de dejar de tomar café por el sólo hecho de tomarlo y hacerlo de manera consciente cuando quiera tomarme unos minutos para mi. Calentar el agua, poner el café en el filtro, verter el agua, esperar, sentir el aroma, deleitarme, cerrar los ojos y (con cuidado que no esté muy caliente) beber un sorbo para sentir todo su sabor y darme esos minutos de bienestar y conexión a mi misma.

Me desconecto, para conectarme.

Un abrazo,

Mercedes.-